“¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.” ‭‭Romanos‬ ‭8:33‬ ‭

Si todos en el mundo piensan que eres justo, a excepción de Dios, la opinión de los hombres en su mundo de fantasía es fútil. Por el contrario si todos piensan que eres malvado, pero Dios ha pronunciado que tú eres justo, ninguna voz en el mundo podrá cambiar lo que Dios ha declarado!

Aquí vemos la supremacía de Dios. Es su veredicto que lleva todo el peso, y es el único que lleva la última autoridad. Dios es el juez perfecto, y tiene toda la verdad puesta delante de Él, es imposible para Dios juzgar erróneamente o equivocarse, ser sobornado o engañado. Podemos estar completamente seguros de que su veredicto es el verdadero.

En vista de esto, puede que pienses “esto no es bueno para mí. La verdad es claro que he pecado más veces de lo que puedo contar. Es imposible que un Dios justo pueda decir que yo estoy justificado”. Estas son las buenas noticias del evangelio: la justicia que Dios ve en su pueblo, no viene de ellos mismos, sino de una fuente externa. Esta fuente es Jesucristo. Dios ha cargado a Jesus con los pecados de los elegidos, y la justicia perfecta de Jesus la ha puesto en ellos. Es por esto, que Dios puede justamente considerar a su Pueblo, sin mentir, exagerar o cometer un error y declararlos justos. En que pones tu confianza para presentarte delante de Dios? Sí es cualquiera cosa que no sea Jesus, es una fundación que será destruida. Confía y descansa solamente en Jesus.

“En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y éste será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra.”
‭‭Jeremías‬ ‭23:6‬ ‭

“Sabed, pues, esto, varones hermanos: que por medio de él se os anuncia perdón de pecados, y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree.”
‭‭Hechos‬ ‭13:38-39‬